¿Qué residuos debemos evitar poner en una vermicompostadora?

El vermicompostador es sin duda una excelente opción para reciclar residuos orgánicos, pero no está destinado a recoger todos los tipos. De hecho, tiene la particularidad de albergar lombrices que resultan ser hostiles a ciertos elementos, incluida la naturaleza de los desechos que se les arrojan. Así, para el éxito del vermicompostaje, es importante controlar los residuos que las lombrices pueden soportar por un lado, y los que no son aptos para ellas por otro. Por lo tanto, vamos a descubrir todo esto en el resto de este artículo.

¿Qué es recomendable darle a las lombrices de una vermicompostadora?

Las lombrices en un vermicompostador necesitan un suministro regular de materia orgánica diversa para florecer, pero también para producir compost de muy buena calidad. Antes de darles un desecho, se deben hacer varias preguntas previamente, para juzgar su correspondencia con el ecosistema presente. La primera es si son biodegradables o no.

De hecho, mientras el material que deseches no se descomponga en la naturaleza, tus lombrices tampoco podrán utilizarlo para producir compost. Sin embargo, el hecho de que sea biodegradable no garantiza que vaya a ser procesado. Por lo tanto, es necesario tener un conocimiento preciso de cómo funciona el vermicompostaje, así como los tipos de residuos aceptados para tener éxito en esta operación. Un pequeño recorrido en este sitio le permitirá informarse mejor sobre este tema.

La segunda pregunta a la que hay que encontrar respuesta se refiere al origen de los residuos, que necesariamente deben ser vegetales para que las lombrices puedan transformarlos. En general, las lombrices pueden degradar fácilmente la mayoría de las frutas y verduras, con la excepción de las cebollas y ciertos cítricos (que, sin embargo, se pueden traer en pequeñas cantidades). Más concretamente y sin ser exhaustivos, se pueden utilizar cáscaras, hojas de lechuga, café molido, semillas y cáscaras de maní, cereales, semillas, flores marchitas, entre otros.

¿Cuál es la mejor manera de alimentarlos?

Una cosa es saber qué darle de comer a las lombrices en el vermicompostador, pero otra es dominar el proceso de servirlo. De hecho, incluso cuando respetas las prohibiciones y prefieres alimentos favorables tanto como sea posible, existe el riesgo de desnutrición, que está relacionado con la forma en que llevas sus alimentos a tus gusanos. Así, es importante tener en cuenta que existe una forma particular de alimentar a las lombrices. Las lombrices de tierra también se han utilizado durante algún tiempo para tratar aguas residuales.

En primer lugar, debe cortar sus residuos en trozos pequeños, que no deben superar los 2 cm de longitud. Luego picarlos. Aunque esta operación no es imprescindible, es bastante útil ya que te permite sacar el máximo partido a tu vermicompostador. De hecho, cuando son finas, la materia orgánica es más fácil y rápidamente degradada por las lombrices. El compost obtenido es por tanto mucho más importante y cualitativo, lo que mejora la eficiencia del vermicompostador.

Luego, guárdalos en un frasco bien cerrado, a una temperatura que no sea ni demasiado caliente ni demasiado fría. Puedes encontrar este tipo de tarros comercialmente bajo el nombre de biobalde o precompostador. La ventaja de tener dicho equipo es proporcionar una dieta más equilibrada, que consiste, entre otras cosas, en microorganismos por un lado. Por otro lado, te permite recoger la comida a llevar para evitar ir cada vez a la vermicompostadora cuando tienes residuos.

Tres veces por semana de media, vacía los residuos recogidos en la vermicompostadora y cúbrela con un poco de arena. Además, intenta de vez en cuando variar los lugares donde los colocas.

¿Qué debes evitar llevar?

Para que el proceso de vermicompostaje sea exitoso, debe evitar llevar ciertos tipos de desechos a sus lombrices. En la categoría de frutas y hortalizas, evita a toda costa las pieles tratadas con pesticidas, los champiñones, la piel de aguacate, los cítricos, las hojas de ruibarbo, el ajo y la cebolla. Además, evite los productos de origen animal, productos lácteos, etc. Por último, nunca se deben servir especias, conchas, tabaco y productos sintéticos a las lombrices de tu vermicompostadora.

Deja un comentario