Las 5 mejores plantas de interior que crecen sin luz solar

No todos los franceses tienen la suerte de tener un jardín en el que plantar flores o plantas que prosperen al sol. Pero incluso viviendo en un apartamento que recibe poca luz, es posible poner un poco de vegetación en su interior. Además de ser estéticas y buenas para la moral, las plantas purifican el aire y actúan como descontaminantes.

1- Bromelia

Durante varios años, la bromelia ha sido parte de Plantas emblemáticas para la jardinería de interior. Entre las muchas especies de bromelias, algunas encontrarán su lugar en el interior. Esta planta es muy apreciada por su lado decorativo y por su original follaje. Los colores y las formas varían según la especie. La bromelia necesita luz pero nunca sol directo, por lo que encontrará fácilmente su lugar en un interior bien iluminado. Al igual que la orquídea, esta planta no tolera el agua estancada porque pudre sus raíces. Pequeña particularidad: la bromelia florece una sola vez durante su vida pero su floración dura varios meses. Por otro lado, si aparecen brotes, es muy posible replantar brotes. (Más información sobre Carpetas de flores de 20 minutos).

2- La flor de la luna

Él flor de Luna es una planta exótica con flores blancas ovaladas. Tiene la ventaja de ser muy fácil de mantener. Si bien es necesaria una buena luz para su desarrollo, esta planta debe colocarse lejos de la luz directa del sol y en un ambiente donde la temperatura sea alrededor de los 20°C. Es entonces una planta que se puede cultivar fácilmente en interiores. Apreciamos su follaje perennifolio y su floración, generalmente de mayo a octubre. Es una de las llamadas plantas descontaminantes porque absorbe las sustancias volátiles nocivas presentes en nuestros interiores.

3- Caladio

la caladio destaca por su follaje decorativo en varios colores (rojo, rosa, verde, blanco, etc.) según la variedad. Las hojas grandes tienen forma de corazón, punta de flecha o escudo. Esta planta aprecia la luz suave y, por lo tanto, debe protegerse de la luz solar directa y corrientes de aire. Tenga cuidado porque demasiada exposición a la sombra puede hacer que los colores se desvanezcan. Al manipular caladio, es recomendable usar guantes porque es muy tóxico.

4- Tradescantia

la tradescantia es una planta perfecta para los que se inician en la jardinería o los que tienden a olvidarse de cuidarla porque es muy fácil de mantener y sobre todo lo resiste todo : calor, sequía, humedad, enfermedades… Los tallos tienen hojas ovaladas rayadas de verde y blanco en el haz y moradas en el envés. Este efecto es aún más notable cuando la planta está suspendida. Dependiendo de la especie, las hojas pueden tener varios colores, incluyendo amarillo, crema o rosa. Para aprovechar su colorido follaje, es recomendable colocar la tradescantia cerca de una fuente de luz pero sin exposición directa al sol.

5- Peperomia

la peperomia es una planta de interior apreciada por su follaje, variado y decorativo, que persiste durante todo el año. Esta planta aprecia la luz pero teme la exposición directa al sol, especialmente en verano. El follaje alerta sobre la salud de la planta. Hay un gran número de especies y variedades con follaje (repujado o alisado) de colores variables: verde, morado, jaspeado… El único punto en común sigue siendo la forma de espiga blanca de las flores. Como la mayoría de las plantas exóticas, la peperomia no soporta el frío, pero también debe mantenerse alejada del radiador porque teme el aire demasiado seco.

Deja un comentario